INVENTA!!!

Ir abajo

INVENTA!!!

Mensaje  Scandal_Queen el Lun Jul 12, 2010 4:26 am

Un fic cómico sobre mascotas...

La verdad, hay de todo: insultos, indirectas ofensivas, opiniones desencontradas, pero aclaro que YO NO PIENSO REALMENTE ESO! fue solo para darle un poco de humor...




-¡Por fin, nos vamos de gira!- dijo Roger, sonriente, al irrumpir en el aeropuerto.
-No sé cómo te puede emocionar tanto esto de viajar- dijo John, que entró detrás de él.
En ese momento, llegó Brian, con su Red Special en un estuche de viaje como único equipaje de mano.
-Concuerdo con Deackey. Prefiero observar el cielo desde la Tierra y no la Tierra desde el cielo.
-Ser tan negativos no los va a ayudar en nada, queridos- dijo Freddie.
-No estoy siendo negativo- dijo John-. Es sólo que no me gusta viajar.
-Por favor, son peores que Delilah- dijo Freddie, señalando vagamente una jaula de viaje que estaba sobre sus valijas, detrás de él-. A esa gata sí que no le gusta viajar.
La sonrisa optimista de Roger desapareció de repente.
-¿Trajiste a Delilah?- preguntó, alarmado.
-Sí, por supuesto, no podría viajar sin ella- dijo Freddie.
-Ya veo problemas- dijo John, por lo bajo, porque conocía la razón de la súbita preocupación de Roger.
-¿Qué pasa?- preguntó Brian, que estaba distraído.
Roger cerró los ojos y no contestó. De pronto, todo el entusiasmo por la gira se había ido.
-El problema es que traje a Meddows- dijo, y miró el canil en el que estaba su perro.
-Oh, no- susurró Brian.
-Dime que es una broma, Roger- dijo Freddie.
-Ojalá lo fuera- dijo éste.
Todos se quedaron en silencio. Juntar a un perro y una gata en un viaje no era la mejor idea que se les había ocurrido.
-¡Podrías haber dicho que traías a Delilah, Mercury!- dijo Roger, muy enojado.
-¡Tú también podías avisarme que traías a tu perro!- dijo Freddie.
-No puede ser- dijo Roger.

Mientras tanto, en otra parte del aeropuerto, Brian y John, que habían desaparecido prudentemente luego de adivinar que se aproximaba una discusión en la que no querían participar, hablaban sobre el problema.
-No es por ponerme de un lado o del otro, pero Delilah no es la mascota perfecta para llevar de viaje. En situaciones así, los animales se suelen poner nerviosos, agreden a todo el mundo... y ella no es muy amigable incluso cuando está tranquila- dijo Brian. Se llevó inconscientemente una mano al cabello, como recordando un doloroso accidente entre sus adorados rizos y la gata. John se rió.
-Espero que no vuelva a pasar. ¿Qué piensas hacer?- preguntó John.
-Improvisar- dijo Brian. Ante la mirada de desconcierto de John, dijo-. Tú tienes que hablar con Freddie, yo hablaré con Roger, hay que convencerlos de que dejen a las mascotas aquí.
-¿Cómo lo convenceré?- preguntó John.
-¡Inventa, John! Si uno acepta, el otro también.
-Ok... - dijo John, no muy convencido.
-Bien, tenemos que apurarnos. Por favor, trata de hacer que Delilah se quede acá. Quiero conservar mi cabello unos años más- dijo Brian.
-Lo intentaré.

Cuando John y Brian regresaron a donde estaban Freddie y Roger, descubrieron que no habían terminado su discusión.
-¿Cómo va todo?- preguntó John, sonriendo. Roger lo fulminó con la mirada. Su humor estaba peor que antes.
-No viajaré si él lleva a esa gata- dijo.
-Podemos conseguir a otro baterista- dijo Freddie-. Uno que sí tenga voz y no esté tan ronco.
-No es necesario llegar a esa instancia- dijo Brian, tratando de calmarlos.
-Claro que no- dijo Roger-. Mientras Mercury deje a ese animal dentro de los límites de Inglaterra.
-¿Qué pasará si no lo hago? ¿Te encerrarás en un armario para convencerme, como cuando yo no quería que el lado B de Bohemian Rhapsody fuera I’m In Love With My Car?- preguntó Freddie.
-Tal vez. Esa vez funcionó. ¡A menos que quieras vender a mi perro en secreto, como pasó con mi chaqueta!
-¡Ya basta!- interrumpió John-. Nos vamos de gira poco tiempo, no van a necesitar a sus mascotas.
-No, si para animales ya tenemos al rubio- dijo Freddie por lo bajo, pero lo suficientemente alto como para que “el rubio” en cuestión lo escuchara.
-Es suficiente. Hay dos opciones: o ambos llevan a sus mascotas y las controlan para evitar problemas, o ambos animales se quedan aquí. Y no hablo del perro y la gata- dijo Brian, que empezaba a perder la paciencia.
Se produjo un silencio.
-¿No hay acuerdo?- preguntó John, un momento después.
-No- dijo Freddie-. Yo no dejaré a Delilah en Inglaterra.
-Y yo no dejaré a Meddows- dijo Roger.
Freddie se fue, algo molesto, y John lo siguió. Era el momento indicado para hablar con él en privado. Brian se quedó al lado de Roger, y le dijo:
-Roger, por favor, tienes que dejar a Meddows acá.
-¿Ahora tú?- preguntó Roger, molesto.
-No, te equivocas, yo adoro a Meddows, es muy amigable, pero tengo un problema con... Delilah.
-¿Tiene algo que ver con esa vez que...?- comenzó a decir Roger, pero Brian lo detuvo.
-No quiero recordarlo- dijo Brian-. La cuestión es que ella me odia.
-¡Pero Freddie me insultó! No puedo ceder luego de lo que me dijo.
-Roger, te lo suplico...
-¿Qué tiene que ver que yo deje a Meddows con que Freddie deje a Delilah? Si yo lo dejo, él con más razón podrá llevar a esa gata.
-No, porque sabe que sería injusto- dijo Brian.
Roger se quedó un segundo en silencio.
-Está bien, pero si no acepta dejar a su gata luego de que yo ceda, retiro mi propuesta, ¿ok?
-Ok- dijo Brian.
Al mismo tiempo, en otra parte del aeropuerto, John trataba de convencer a Freddie.
-Por favor, tienes que dejar a Delilah aquí, por favor- suplicaba.
-¿Por qué yo?
-Porque es la única forma de que Roger deje a Meddows. Sabe que sería injusto.
-No, John, no lo haré- dijo Freddie.
“Inventa”, pensó John.
-Y, aparte, Brian me dijo que en el hotel donde nos hospedaremos, no aceptan animales- dijo John, tranquilamente.
Freddie se quedó helado.
-¿Hablas en serio?- preguntó.
John se sorprendió del efecto que tuvo en Freddie. Jamás habría creído que lo tomaría en cuenta.
-Eh... sí, claro, y yo no confiaría en los hoteles caninos para una gata...- dijo, tratando de parecer convincente.
-No me digas...-dijo Freddie, realmente preocupado-. Debo hablar con Roger, entonces.
Durante los tres minutos siguientes, John estuvo rogando por que Freddie no le dijera a Roger que en el hotel no se admitían mascotas, pero...
-...y, aparte, no aceptan mascotas- dijo Freddie.
Roger se sorprendió y John trató de no parecer aterrado. Evitó la mirada de Brian, porque sabía que no podría disimular. Por suerte, éste reaccionó rápido.
-Oh, sí, olvidé mencionarlo...- dijo, y John respiró aliviado.
Hubo un momento de silencio.
A final, Freddie y Roger no tuvieron otra opción que dejar a sus queridas mascotas en casa, a último momento y justo a tiempo para tomar el avión. Por las dudas, ya a bordo, John se sentó con Freddie; y Brian, con Roger.
Pero el momento de mayor tensión llegó cuando, al llegar a destino, Brian le dijo a John por lo bajo:
-¿Y qué haremos cuando se den cuenta de que todo el mundo está con sus perritos y gatitos dentro del hotel?
-Inventa- dijo John, y bajó del avión.

_________________
The Crazy Scandal:

Queen-Slasher
avatar
Scandal_Queen
Admin

Cantidad de envíos : 95
Edad : 25
Fecha de inscripción : 14/08/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: INVENTA!!!

Mensaje  carolaina el Vie Jul 23, 2010 11:18 pm

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD pero cooomo no iban a tener amigos que cuiden a sus mascotas!!! y cual de los dos màs obstinado wuahuahuahuahuhua
yo creo que igual debe ser estresante para los animales ir en una jaula...si tuviera mascotas, tal vez no viajaría con ellas...
avatar
carolaina
I'm going slightly mad
I'm going slightly mad

Cantidad de envíos : 92
Edad : 32
Fecha de inscripción : 23/01/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.