El Reino de Rye 2 (SLASH casi lemon)

Ir abajo

El Reino de Rye 2 (SLASH casi lemon)

Mensaje  alexwheler el Jue Nov 14, 2013 5:21 am

Creo que este es el tipo de escrito que debe de llevar la advertencia de Slash, Smut no sé si clasificarlo PG13 o 18 depende de la susceptibilidad de cada quien, léase con discreción, si decides no leerlo no te preocupes no aporta demasiado a la trama, si aun así
decides quedarte disfrútalo.


Esto sí que era increíble, una noche más soportando ese maldito sueño, ¿es que nunca se iba a detener? Cada vez era peor, parecía que cada ocasión se agregaban más cosas a él, sí que era estúpido, a sus casi 20 años despertar por una pesadilla, quien diría que el valiente  soberano del reino del este temblaba como niña con un simple sueño, bueno que más dirían si supieran un par de cosas más.
Rio por lo bajo estirándose abrazándose a su almohada humana que descansaba plácidamente, la sensación de sus pieles juntas definitivamente producía efectos en él, así que para sentirlo mejor se acomodó sobre su pecho besándolo sin lograr despertarlo, quizá debía despertarlo y pedirle prepara el baño, en realidad era necesario, odiaba esa sensación pegajosa que Brian le dejaba, pero, estando el cerca el baño resultaba infructuoso, mas tardaría en limpiarse que en volver al mismo estado, así que quizá dependería de su compañía, quizá no despertaría de humor, quizá tenía alguna actividad de consejero real que no le menciono y tendría que irse apenas despertara, quizá debía acelerar las cosas, si se quedaría solo al menos podría dormir un poco más.
Observo a Brian planeando una buena estrategia para despertarlo, decidiéndose por la lenta y divertida. Sigilosamente se sentó sobre su cintura acariciando lenta y dedicadamente su pecho deteniéndose unos segundos sobre sus pequeños pezones. Pocos momentos después obtuvo señas de vida de Brian, pero solo fueron algunos gruñidos y suspiros, no era suficiente, bajo un poco más sentándose  en su cadera, deslizándose contra su pecho comenzando a besar la superficie que alcanzaba, dando algunos pequeños mordiscos, logro parte de lo que quería, al menos sabía que parte de Brian ya estaba despierto y parecía algo impaciente, le dedico media sonrisa, aun sabiendo no podía verlo volviendo a sentarse pasando sus manos hacia atrás acariciando sus muslos moviéndose cada vez más hacia el centro, escucho un sonido ahogado, por lo que empezó a deslizarse hacia atrás, y ahí estaba lo que deseaba oír, un gemido apenas desesperado y un largo suspiro, para el bastaba, estaba consciente de lo que ocurría, aprovechando su posición se inclinó todo lo que pudo hacia el comenzando a besar su vientre, al elevar la vista se topó con un par de ojos apenas abiertos, unas mejillas sonrojadas y un par de labios tratando de hablar regulando su respiración. Alegre se deslizo nuevamente por su cuerpo quedando ambos rostros a la misma altura.
-¡Buenos días mi amado consejero! ¿Dormiste bien?
-yo…sabes que no me gusta que me despiertes así, la gente normal lo hace de otras maneras, un beso, unas palabras dulces
-Meh sabes que se necesita más que palabras tiernas para eso, además me parece, despiertas de mucho mejor humor
-no diría que es mejor, pero definitivamente es perfecto para ti
-pues no niego que me presento de mucho mejor humor a mis deberes con estos ánimos matutinos-le sonrió cínico besando fugazmente sus labios pasando inmediatamente a su cuello pasando apenas los dientes por su piel.
-¿conque así serán las cosas esta mañana?-sintiendo como toda su piel se erizaba decidió corresponder pasando las manos lentamente a lo largo de sus costados deteniéndose bajo su cadera.
Roger se estremeció siguiendo sus manos,  mordiendo con un poco más de fuerza  su cuello  repetidas veces, pasando a su clavícula lamiendo y succionando la superficie que sobresalía, continuo con este movimiento  bajando a su pecho saboreándolo pasando la yema de sus dedos por sus costillas bajando por su cintura. Extasiado Brian solo atinaba a acariciarle los hombros esperando que continuara.
Una vez reconocida cada superficie de su pecho continuo saboreando hasta llegar a su vientre manteniendo las manos en su pecho jugando con sus pezones mientras mordía bajo su ombligo, un tanto incomodo decidió bajar sus manos, dejándolas en la cara interna de sus muslos apenas moviéndolas.
Se acomodó entre sus piernas abriéndolas un poco para estar más cómodo, por lo que notaba Brian ya estaba preparado, eso le ahorraba trabajo pero le quitaba diversión. Cual niño curioso se detuvo unos momentos a admirar sonriendo emocionado por no saber ni por dónde empezar.
-su majestad está particularmente torturador hoy, por lo visto no tiene prisa alguna-le llamo la atención en un tono algo desesperado buscando sentir al menos la respiración sobre su piel.
-si me presionas voy a lastimarte-mordió su  labio inferior decidiendo comenzar, tomando la base de su miembro acariciándola acercándose para depositar un pequeño beso al centro
-¿e…eso…es una a-menaza?-gruño a modo de gemido acariciando su cabello
-es más una advertencia-rio tranquilo tomándole el miembro entre sus manos lamiendo la punta manteniéndose tranquilo.
Brian gruño un poco más desesperado, tomando más fuerza  el cabello de Roger empujándolo un poco hacia él. Habiendo decidido que ya se había sufrido bastante, tomo a su consejero por la cadera metiendo todo su miembro en la boca comenzando a succionar, al sentir eso de su rey empezó a mover las caderas encontrando un ritmo agradable, demasiado agradable, pronto se dilato  dentro de su boca, ahogando todos los sonidos de su boca lo tomo con cuidado por las mejillas acelerándolo un  poco, sentía como sus venas comenzaban a llenarse no sabía si duraría mucho quizá debía detenerlo para pasar a algo mejor, estaba por llamarlo cuando el incómodo ruido de alguien llamando a la puerta de la habitación estropeo todo.
Se detuvo molesto ¿quién demonios se atrevía a interrumpirlo? Debería recordarles más tarde las reglas básicas hacia su rey. Separándose molesto dedico una última lamida gruñendo maldiciones, tomando su bata besando con fuerza a su consejero caminando a la puerta cerrándola, abriéndola de modo que quien fuera que lo molestara no viera mucho de su habitación principalmente su cama, y allí se encontraba su jefe de armada.
-maldita sea Lynnot, que te he dicho sobre despertarme, realmente espero sea un asunto de emergencia como para no esperar un par de horas más.
-perdone majestad… ¿mala noche? Considero yo es importante ¿puedo pasar?
-no, no puedes, habla ya y no hagas preguntas sobre mi ciclo de sueño
-son 2 asuntos quizá 3, el primero es que tenemos noticias de las tropas fronterizas con Rhye, perdimos 2 batallones
-¿qué tengo que ir a hacerlo todo yo?...disculpa, entonces si se está magnificando el ataque y mejoraron sus armas, bien que mas
-¿entonces si tuvo una mala noche, algo que quiera discutir?
-deja de hacer preguntas al respecto, solo dame las noticias, tomare un baño y te alcanzare con las tropas
-jajá, usted está empezando a comportarse como todo un señorito, juntas baños, ropa lujosa, bailes.
-no es como si fuera mucho de mi elección y si tomare un baño, uno muuuuy largo y no quiero comentarios al respecto ¿qué más ibas a decirme?
-llego otra carta del reino del oeste, su reina aun quiere discutir los detalles de una alianza
-¿qué tipo de alianza? ¿Por qué lees mi correspondencia?
-dice que quiere discutirlo personalmente con usted y tuve que leer su correspondencia por el tercer asunto, no pude encontrar a Brian por ninguna parte, lo he buscado desde en la mañana, aparentemente sigue dormido, y sabe que si no está el yo…bueno por eso….ah sí y el viejo Holly murió
-¡EL VIEJO HOLLY! ¡NO EL! ¿Murió en batalla?
-sí, estaba en el segundo batallón-le entrega algunos papeles-allí están las bajas que se tuvieron y la carta del reino del oeste, no tarde mucho, con la muerde de Holly hay bastantes asuntos que tratar
-no me tomara más de un par de horas…si dije horas…tengo que informar a Brian de todo esto, ve a comer algo y por ultimo…Lynnot….creo que esto pudo haber esperado al menos una hora-le dedico una tierna mirada de odio despidiéndolo, cerrando inmediatamente  recargándose en la puerta.
Brian finalmente pudo moverse sentándose en la cama mirándolo asimilando las noticias. Vio cómo su rey se deslizaba contra la puerta abrazando sus rodillas recargando el mentón en ellas.
-le dije a ese idiota de Holly que se quedara, que era muy viejo para ir, que -le dije a ese idiota de Holly que se quedara, que era muy viejo para ir, que yo lo necesitaba aquí conmigo
-también se lo dije-levantándose sentándose a su lado-le dije que lo necesitábamos aquí, que no podía dejarnos solos, era lo que nos quedaba.
-el…él fue nuestro padre…-abrazándose a él, escondiendo la cara en su pecho-él nos entrenó, cuando nos quedamos solos él se encargó, nos educo
-l-lo se Rog, no estábamos preparados para perder a alguien más-acariciando su cabello tratando de relajarlo
-Brian, prométeme que tú no me vas a dejar-levantando la mirada buscando la suya
-pues solo puedo prometerte quedarme contigo los próximos  70 años, algún día moriremos
-¿nuestras tumbas estarán juntas?-reprimiendo una débil lagrima que no logro salir
-sabes que sí, será la última voluntad de su majestad…tu prométeme que no harás nada estúpido en batalla y no morirás
-te prometo no morir por los próximos 100años-le sonrió abrazándose a su cuello-sabes que si quiero te lo puedo cumplir
-te creo… ¿sabes también que creo? Que te amo
-bah eso no es nuevo, me amas desde que yo te amo, ya lo sabia
-pero me gusta asegurarme de que lo sepas
-también te amo, más de lo que me asustan las arañas
-eso es demasiado ¿en verdad tanto así?
-tanto así…Brian…prepara el baño tengo frio y estoy pegajoso
-como ordenes mi majestad.
--------------------------------------------------------------

Una delgada figura trataba de abandonar la habitación, terminando de vestirse y acomodarse los zapatos, eran momentos así cuando se preguntaba cómo había terminado en esas situaciones, acaricio el pomo de la puerta si corría lo suficientemente rápido podría alcanzar a fingir que salía de su habitación pero una voz lo detuvo.
-Jonny Darling… ¿Por qué te vas? ¿Es que no te gusta estar conmigo?-le pregunto desde la cama apenas despertando cubierto de la cintura hacia abajo mostrando su torso desnudo.
-señor tengo que irme para que no se den cuenta de que estuve aquí, no puedo encontrar excusas por siempre
-pero…eres mío, todos deberían aceptarlo y tienen que hacerlo, soy  el futuro rey después de todo
-mientras no lo sea, no me quedare toda la noche aquí, además tengo labores por realizar y usted también
El príncipe iba a responder cuando la puerta  se abrió de golpe mostrando a la apurada reina Jer con noticias para su hijo. Entro directo con su hijo notando sorpresivamente la presencia de John.
-así que aquí estabas, realmente me sorprende la responsabilidad que tienes por tu trabajo, ya van varias veces que cuando vengo ya estás aquí comenzando tu trabajo, me gustaría ver más gente como tu
John solo atino bajar la mirada tímido y apenado haciendo  ademan para irse, pero la reina  lo detuvo.
-puedes quedarte, solo tengo una   noticia para mi hijo-se acercó a la cama  sentándose con su hijo emocionada-hijo adivina, obtuve respuesta del reino del Este aceptaron discutir los planes de alianza en un banquete, será en una semana
-¡ESPERA! En verdad ¿escuche alianza? ¿Con esos  salvajes mercenarios y asesinos?-¿porque alianza con ellos?
-Farrokh… hijo, es lo mejor para nuestro pueblo…ahora deben reincorporarse a sus actividades, John no dejes que el elija su ropa y dense prisa-les sonrió saliendo de la habitación
-¿señor que acaba de pasar aquí?
-temo que ella si sabe que paso aquí, o eso creo-se estiro ruidosamente saliendo de la cama posando desnudo frente a el-ahora sirviente, vísteme-se acercó peligrosamente arrinconándolo contra el armario
John sonrió besándolo con intensidad pasando la mano varias veces por su torso. El príncipe lo tomo por la cintura acercándolo a su cuerpo acariciando uno de sus muslos presionándolo, su sirviente tuvo que separarse para respirar lamiendo sus labios y suspirando en el proceso.
-¿crees que podemos tomarnos un rato, una media hora quizá?-levanto una de sus piernas por la cara inferior del muslo enredándosela en la cadera
-quizá podemos, pero no más de ese tiempo, ambos tenemos cosas que hacer
El príncipe Farrokh lo tomo por la cadera  cargándolo volviendo a besarlo, siendo correspondido de inmediato, su pequeño sirviente  acerco  a su cuerpo lo más que pudo abrazándose a su cuello entiendo débiles sonidos, pronto sintió un par de manos  invadiendo dentro de su camisa y su piel, se removió entre sus  brazos, separándose de sus labios  tratando de respirar-s…..señor la cama…esto es incómodo.
Riendo  un poco, camino a la cama dejándose caer sobre John  atacando su cuello comenzando a levantarle la ropa, terminando de quitarle la camisa sin dificultad-curioso…no….se suponía que yo….debía vestirlo?-ignorándolo se concentró en pasar curioso el pulgar por sus costados como si reconociera su territorio con una de sus manos, mientras con la otra acariciaba sus piernas dedicadamente comenzando abrir su pantalón, concentrándose en su entrepierna, presionando cada vez más fuerte, consiguiendo los primeros gemidos de su sirviente, alegre se dispuso a sacar por completo su miembro jugando con el acariciándolo a lo largo de la cara inferior, sonriendo maligno al verlo reaccionar cerrando los ojos apretando un poco las piernas-esto te mantendrá callado un rato no?-lo tomo por debajo de la base comenzando a agitar su mano cada vez más rápido. John había dejado de controlar lo que sentía, odiaba que esas manos fueran tan hábiles, o el demasiado sensible, pero eso debía ser considerado tortura,  se tomó de las sabanas con fuerza, relajando las piernas, sintiendo los besos sobre sus labios y su cuerpo, una de esas manos lo despojo de sus pantalones, separándole las piernas, elevándolas un poco para tener acceso a lo que le interesaba. Instintivamente trato de bajar y cerrar las piernas para evítalo pero su príncipe en ocasiones podía ser más fuerte que él, logrando mantenerlo en esa misma posición, acariciando el área alrededor de su entrada,  se quejó apenas  siendo totalmente ignorado , sintiendo el primer dedo invasor y molestia con ello, quejándose sonoramente obteniendo una mordida en el abdomen, además de movimientos de vaivén como respuesta, en realidad aun dolía un poco pero conforme la velocidad cambiaba el sentimiento iba cambiando, eso no significaba que estuviera de acuerdo, pero admitía que no era tan malo después de todo, como en ese momento en que la molestia se había esfumado u no podía evitar gemir ruidosamente, sintiéndose complementado con esa otra mano que jugaba con la piel de la punta de su miembro, moviendo su cadera al compás de sus manos, se sentía cada vez mejor planteándose formular su nombre al gemir, cuando el sonido de las tropas del reino los hizo reaccionar. El príncipe se detuvo molesto recostándose a su lado.
-….llegaron más temprano de lo esperado, odio esto ¿porque tengo que participar en estos  rituales? Ni siquiera me toman en cuenta para las decisiones aquí-John trato de responder aclarando su garganta, sin poder regular su respiración o sus cuerdas vocales-anda preparémonos que ambos estamos ya tarde.
Se levantó caminando a su guardarropa seleccionando lo menos llamativo, no quería que además llamar escandalosamente la atención cuando se presentara. Miro a John aún no se había movido, solo estaba allí desnudo en su cama completamente rojo respirando ruidosamente, le daría un par de minutos para realizar su labor mientras elegía algo de acuerdo a su estilo pero más casual.
Al sentirse mejor salto de la cama vistiéndose velozmente, claro que el principe no iba a ayudarlo con ello, solo lo dejaba ahí tirado, sucio y con frio, no le sorprendía. Ahí estaba alegre seleccionando la ropa que debía ponerle, es cierto no le quedaba mal pero no lo justificaba.
Le mostro la ropa sobreponiéndola  esperando, en seguida ese par de delicadas manos se acercaron a su piel, acariciándola lentamente de arriba abajo pasando por su torso y hombros colocándole la camisa con cuidado, poniéndose de rodillas frente a el para comenzar con su pantalón, acariciando con fuerza sus piernas sabiendo lentamente deteniéndose  para frotar un poco la pequeña erección obtenida. Dedicándole una sonrisa se levantó por completo terminando de vestirlo abotonándole el saco
-listo señor  me retiro-avanzo hasta la puerta sintiendo como tomaba su mano tímido
-yo…solo quería que supieras que te quiero, no imagino como serían las cosas si no estuvieras aquí conmigo
-príncipe no es el momento, vamos tarde y tenemos cosas muy diferentes por hacer-sacudió la mano zafándose caminando fuera de la habitación.
avatar
alexwheler
all dead all dead
all dead all dead

Cantidad de envíos : 12
Edad : 29
Localización : Mexico
Fecha de inscripción : 28/09/2013

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/queenrole

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.