Campos de oro

Ir abajo

Campos de oro

Mensaje  Fergie Taylor May el Dom Jun 03, 2012 3:21 am

Hola, chicas.
En lo que se me ocurren nuevas ideas para el segundo capítulo de MM, quise comenzar con otro que surgió de repente mientras hacía mi tarea de historia (¿?) O sea, nada qué ver, pero las ideas queeneras brotan a cualquier instante XD
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La historia se centra en un hermoso campo cerca de la ciudad de Londres. Es una zona rural donde hay carros antiguos, la gente vive en pequeñas pero acojedoras cabañas, el paisaje se alcanza a ver hasta lo lejos lleno de verde pasto, flores, uno que otro rebaño, y aún más lejos, montañas. El cielo está despejado la mayor parte del tiempo salvo en Invierno, suele hacer mucho calor en las otras estaciones. La mayoría de los hombres se visten con camisas blancas, pantalones de mezclilla y sombreros si son campesinos, y de camisa blanca, chaleco, pantalón de vestir y zapatos de piel si no lo son. Las mujeres campesinas se visten con faldas largas color café, camisas blancas y paliacates en la cabeza, y las demás con vestidos caros y zapatillas de piel. Como es un pueblo pequeño de no más de dos mil habitantes sólo poseen una persona para cada servicio (Un lechero, un granjero, etcétera...)

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
En una granja ubicada en algún lugar del campo, aislada, se encuentran cuatro jóvenes de entre 18 y 20 años trabajando. Se habían despertado muy temprano para irle a ayudar al granjero, quien les prometió un litro de leche, y un kilo de huevos como pago. Todo había estado muy bien; sembraron en la cosecha, recolectaron huevos del gallinero, alimentaron a los puercos, limpiaron el corral y regaron y abonaron a las plantas del inviernadero, hasta que llegó la última tarea del día: "Ordeñar a las vacas", pero mientras tanto se sentaron en una banca un rato a descansar mientras bebían algo de limonada que había preparado el granjero para ellos con los limones que arrancaron del invernadero.

-Estoy muerto-Decía con fastidio un joven de 21 años con bigote, cabello negro, alto y delgado. Su nombre es Freddie, hijo del carnicero. Casualmente al carnicero no le faltaba dinero, pero su padre le advirtió a Freddie que no recibiría un centavo más de él por ya haber cumplido la mayoría de edad y seguir sin trabajo, y como el granjero es buen amigo suyo le propuso tener a su hijo como ayudante. Vestía una camisa blanca casi desabotonada, arrugada, sucia y arremangada de los brazos, un pantalón rasgado y sucio, y unos zapatos cafés rotos, estaba sudando de todas las partes posibles del cuerpo que permiten el sudor.

-Ya deja de quejarte, Freddie, que nosotros no venimos de Disneylandia-Respondía un joven de 20 años, con cabello con rulos largo, hasta los hombros, alto e igual delgado, a Freddie. Su nombre es Brian May, y era hijo la maestra de Primaria. Él a comparación de Freddie, necesitaba ayudarle a su mamá con los gastos de la casa, especialmente con la comida. Freddie ha sido su mejor amigo desde siempre y él, al ver su situación, le propuso a Brian acompañarlo al trabajo. Vestía algo similar a Freddie, pero con la playera abotonada, pues él era más "decente".

-Ya casi terminamos, sólo ordeñamos a las vacas y nos vamos a la plaza a caminar un rato-Comentaba un muchacho de 19 años con cabello dorado como el sol, unos hermosos ojos azules muy brillantes, piel blanca, y un poco más bajo de estatura a comparación de Freddie y Brian. Su nombre es Roger Taylor, y es el único hijo del granjero, por lo tanto su obligación es ayudarle, aún así recibe leche y huevos. Él conoció a Freddie y Brian hace unos años y se hicieron buenos amigos rápidamente. Él solía vivir con su madre en Londres, pero la situación con ella era muy mala, pues a penas les alcanzaba el dinero para sobrevivir, así que a los 15 años decidió ir a trabajar con su padre. Su madre y su padre se separaron cuando él a penas era un bebé. Roger vestía una camisa a cuadros, un pantalón café y zapatos negros, que era ropa usada de su padre.

-¿A caminar? ¿Estás loco? Tenemos que estar en la casa de John antes de las 6, además estoy muerto, me dormiré 30 minutos antes.-Exclamaba Freddie.

John era muy callado, nada más bebía su limonada y oía hablar a los muchachos. Rara vez hablaba, y las pocas veces que lo hacía, eran para pedirles o avisarles de algo, aún así eran amigos. John era el hijo del dentista, el hombre con más dinero del pueblo, John consiguió el trabajo, puesto a que Roger, Brian y Freddie eran sus únicos amigos y quería ayudarlos. Tenía 19 años. Vive con su hermana y con su padre en una casa muy bonita pero algo lejos, por eso sus amigos tenían que acompañarlo antes del anochecer.

-Sí, tienes razón, además quiero bañarme, ¡Estoy todo sucio!-Decía Roger mirando su ropa

-Bueno, creo que ya descansamos lo suficiente-Avisaba Brian parándose y dejando su vaso vacío encima de la pequeña mesa que tenían enfrente de ellos.

Se aproximaron al establo donde estaban las vacas. Abrieron el lugar, prendieron la luz, y entraron al primer cubículo donde tenía que ordeñar a la primera vaca.

Brian colocaba la cubeta abajo de las ubres de la vaca.

-Jeje... Entonces...-Reía Roger con nerviosismo.

-¿Entonces qué?-Preguntaba Freddie mirándolo con una mirada que decía "Hazlo tú"

-No, Freddie, yo no quiero hacerlo, odio las ubres de las vacas, están gelatinosas, y la leche me da asco-Decía Roger haciéndose para atrás poniendo cara de asco.

-Ni yo Freddie, acuérdate lo que pasó la última vez que traté de ordeñar a la vaca-Comentaba Brian poniéndose a lado de Roger.

-Jejeje...¿Cómo olvidarlo? Fue la vez en la que gritaste mientras salías corriendo, te tropezaste y caíste de sentón en la caca de las vacas y cuando tratas de limpiarte ya habías vomitado jajajajajajajajajaja- Reía Freddie haciendo que Roger y John le continuaran la risa.

Brian los miraba serio y con los brazos cruzados

-¿Qué?, Yo no nacía para ordeñar vacas-Decía Brian enojado, pero su cara de enojo hacía que Roger, Freddie y John rieran más alto

-Admítelo, Brian, fue divertido y asqueroso-Decía Roger Razz

-Perdón, Brian, pero no puedo evitarlo-Hablaba John

La risa de los chicos se hacía cada vez más y más alta, entonces Roger empujó accidentalmente a Freddie haciendo que este perdiera el equilibrio y cayera tirando violentamente las cubetas de metal asustando a la vaca, y esta por tratar de correr empujó con su trasero a John haciéndolo caer en un montón de paja. Brian susurraba "Shh, shh"" a la vaca mientras le acariciaba el hocico, calmándola.

Los chicos se levantaron con cuidado.

-Vaya, Brian, no eres bueno para ordeñar, pero sí para calmar a las vacas-Comentaba Freddie burlonamente lol!

-Cállate, Freddie, es tu turno de ordeñar a la vaca-Decía ahora más enojado Brian dándole una cubeta a Freddie

-Todo yo, todo yo-Decía Freddie colocando un banquito de madera a lado de la vaca, y poniendo la cubeta abajo de sus ubres.

-¿Qué esperas? ¡Hazlo!- Le ordenaba Brian con los brazos cruzados

Freddie agarraba la ubre de la vaca con asco y miedo. Rog y Deacky lo miraban con atención.

-Ahora estírala-Explicaba Roger

Freddie estiró la ubre, y la vaca soltó un gran "Moo" asustando a Freddie, haciendo que este se cayera y los tres chicos se rieran.

-A callar, los tres, que a ustedes les han pasado cosas más vergonzosas ¿O tengo que recordarte la vez que una cabra se estaba comiendo tu cabello y corriste gritando por todo el establo mientras la cabra te perseguía, Roger? o Cuando el perro ovejero te dio un "baño" John-Advertía Freddie

-¡Ya! Freddie, no seas malo, habíamos acordado que no volveríamos a hablar de la cabra- Mad

-Entonces no me provoques-Decía agresivamente Freddie. Después se arremangó las mangas de su camisa de nuevo, y comenzó a ordeñar a la vaca.

-Listo!-Exclamaba Freddie victorioso, al terminar de llenar tres cubetas.

-Bueno, larguémonos de aquí-Decía Brian tomando una cubeta y Roger y John las otras dos dirigéndose a la casa del granjero.

-¡Vaya, chicos!, Sí que son rápidos-Comentaba el granjero-Bueno, aquí está lo que prometí.-Volvía a decir el granjero señalando cuatro litros de leche, y cuantro kilos de huevos para ellos.

Se subieron al cuarto de Roger, para descansar un rato, pues tendrían que caminar mucho a la casa de John. Roger se quedó dormido en su cama, Freddie en una silla, Brian en la alfombra y John en la cama con Roger. Después de un rato, Roger fue el primero en despertarse.

-Oiga, chicos-Llamaba Roger, moviendo a John para después tallarse los ojos. Se paró y movía a Brian y a Freddie también.

Brian bostezaba-5 minutos más mamá- Este comentario hizo que los chicos se burlaran de Brian.

-Jeje... Es lo malo de tener una mamá maestra, jajajaja-Reía Freddie algo somnoliento

John se paraba de la cama y se estiraba mientras bostezaba.

-Vamos, mechudo, ya levántate, cuando regresemos dormirás todo el tiempo que quieras, además, mañana es sábado te podrás despertar más que tarde-Llamaba Freddie moviendo bruscamente a Brian.

-¿Qué quieres Freddie? Déjame dormir 5 minutos más-

-Eso dijiste hace 10!!!, Además se nos hace tarde, no podemos regresar tan noche, es muy peligroso-Exclamaba alarmado Freddie

Brian se paró, y los chicos se dirijeron a la parte de atrás de la casa donde estaban las regaderas.

-Nos bañamos, nos arreglamos y nos vamos-Comentaba Roger desabrochándose la camisa.

-Espera, espera, espera, yo no me quiero bañar enfrente de ustedes-Decía Brian sonrojándose

-¿Por qué? Tú y yo nos bañábamos juntos ¿Lo recuerdas?-Recordaba Freddie a Brian

-Sí, hace como 10 años cuando tu mamá se quedaba sin agua, además, pues... Sería raro ¿No?

-¿Qué?-Preguntaba Rog

-Pues bañarnos juntos, o sea, somos amigos y todo, pero sería raro-Explicaba Brian

-¿Qué importa? O a caso te da pena que te veamos jeje... "Desnudo"-Decía Freddie con una sonrisa de oreja a oreja

-No, no, no, sólo sería raro eso eso to...-

-Si no te diera pena lo harías-interrumpía Roger a Brian.

-Cállate, Roger-

-A mí se me hace que no quieres que veamos tu...-

-Cierra la boca, Freddie, además, no soy el único que no quiere, John está conmigo ¿Verdad, John?-Se dirigía Brian a su callado amigo.

-Me da igual, Brian, mientras más rápido lleguemos mejor, además, mi papá no sabe que ayudé en una granja, se sentiría molesto si llego sucio sin razón.

-Esto es un complot!!!-Se justificaba Brian

-Ya, da igual, si tú quieres ser el único sucio en la casa de John, es tu problema, además se hace tarde en tratar de convencerte, señor Penoso.-Volvía a hablar Roger, pero esta vez se quitaba su camisa, sus pantalones y los zapatos. Freddie lo imitaba, y John igual.

-¿Y bien? Se bañarán con calzones?-

-Ehh, no-Negaba Roger.

-Entonces ¿Qué esperan?-Retaba Brian.

-Pero, no se vayan a quedar viendo unos a otros "ahí abajo"-Condicionaba Rog

Roger se quitaba sus calzones. Freddie lo hizo también, y John igual después de dudarlo un rato. Rog abrió la regadera y comenzaron a bañarse con jabón para lavar ropa.

-Vamos, Brian, ya no quitamos todo, hazlo tú igual, o quieres llegar sucio a mi casa?-Decía John

-Bueno, sólo porque no quiero quedar malo en frente de padre de John-Después de decir eso, Brian se quitó la ropa y se metió a bañar con sus amigos.

-Está fría-Comentaba Freddie

-Lo siento Freddie, pero nosotros no compramos gas, es una pérdida de dinero, según mi padre

Después de bañarse, se subieron al cuarto de roger sólo con sus pantalones, y Roger, con la poca ropa que tenía pudo prestarles algo limpio a sus amigos. Se arreglaron, se colocaron sus zapatos, y salieron rumbo a la casa de John.

-Fue más rápido de lo que creí-Comentaba Roger.

Caminaron y caminaron, ya llevaban casi una hora caminando rumbo a la casa de John, pues su casa estaba casi llegando a Londres.

-Tengo hambre...-Comentaba Freddie.

-No vayas a empezar Freddie, no podemos regresarnos ahora-Contestaba Brian.

-No te preocupes Freddie, llegando a mi casa, comeremos algo.

Mientras seguían caminando, un rugido por parte del estómago de Freddie les volvía a comentar a los chicos que necesitaba algo de alimento para continuar el camino.

-Freddie, mira, cómete esto, lo guardaba por si a caso, pero puedes comerlo tú-Decía Roger a Freddie extendiéndole un pan de maiz.

-Gracias, Roger, Gracias, gracias-Agradecía Freddie, tomando el pan, y abrazando y besando a Roger.

-Ya, ya, ya, no es nada, yo no tengo hambre-

Continuaban caminando y caminando mientras hablaban de varias anécdotas de su vida, como las chicas no habían entrado aún a su vida, por la falta de chicas en el pueblo, no eran parte de sus conversaciones.

-¿Ya casi llegamos John?-Interrumpía Freddie el tema.

-Ya casi-

-¿Cuánto falta? ¡Estoy agotado!-Reclamaba saber Freddie

-Como 15 minutos si seguimos a este paso.

-¿En serio? Pff, ya hasta se está haciendo de noche, han de ser como las 8-Comentaba Brian con fastidio

Después de 15 minutos más, se alcanzaba a ver una hermosa casa, no muy grande ni muy chica, color roja. Más bien era una cabaña.

-Bien, llegamos-Decía John corriendo, y los chicos siguiéndolo. Sacó sus llaves y abrió la puerta. Era una hermosa casa, no muy lujosa pero muy acojedora.

-¡John!, ¿Qué horas son estas de llegar? ¿Se puede saber dónde estabas?-Era el padre de John, que vestía una camisa a cuadros, un chaleco, pantalones de vestir, usaba lentes y fumaba una pipa.

-Lo siento, padre, estaba en el pueblo con mis amigos-Decía John tímidamente mirando hacia el suelo.

-¿Y de quién es esa ropa?-Preguntaba el padre con autoridad

-De Roger-Respondía John señalando a su amigo.

-¿Por qué la llevas puesta?-Cuestionaba de nuevo el padre de John.

-Nos ensuciamos jugando en un jardín-Respondía John calmada y tímidamente

-Está bien, hijo, sabes que no me gusta que uses ropa ajena, y gracias Roger por prestarle ropa-Agradecía el padre de John-Bueno, pues, mucho gusto soy Anthony Deacon, el padre de John, para servirles-Se presentaba el médico dando la mano a sus invitados.

-Mucho gusto, Señor-Decían a coro los tres.

-¿Se les ofrece algo de tomar? La cena estará lista en unos minutos-Preguntaba el dentista

-No muchas, gracias-Contestaba Brian

-Sólo un vaso de agua, por favor-Pedía Rog

-A mí podría darme un poco de té ¿Por favor? Lo siento, muero de hambre-Hablaba Freddie

-Claro que sí-Contestaba el señor-Mientras tanto pasen a sentarse-Invitaba.

El señor se fue a la cocina por un rato, mientras que de esta emanaba un olor como a caldo de pollo.

-Jamás había estado en una casa tan bonita-Decía Roger mirando los cuadros, la chimenea, la sala y el comedor sin disimular su impresión.-Ni siquiera cuando vivía con mi mamá en Londres

-Pues, yo jamás había trabajando en una granja antes-Contestaba John con una sonrisa

-Wow, ojalá mi casa fuera así de bonita, además lo tienes todo y tu papá es muy simpático-Exclamaba Freddie

-Sí, claro, como no lo conoces cuando está enojado, o cuando ni está, porque siempre está en su consultorio-Volvía a responder John.

-Son muy amables aquí-Comentaba Brian

-Gracias, tú igual lo eres, Bri- Smile

Comenzaron a charlar un rato, hasta que llegó el padre de John anunciando la hora de la cena, traía el té, y después un poco de pan y al final el caldo de pollo. Los chicos se sentaron y comenzaron servirse té entre ellos y el padre de John servía un plato de caldo para Roger, para Brian, para Freddie, para John, para él y un plato extra. Se repartieron el pan y comenzaron a comer y a charlar un rato.

De las escaleras se escuchaba el sonido de alguien bajando lentamente, los tres chicos, Rog, Bri y Freddie, voltearon a ver para saber de quién se trataba.

-Papá, ¿Ya está la cena?-Preguntaba una voz femenina, dulce y tímidamente.

-Sí, hija

La persona bajó. Se trataba de una chica con cabello negro y húmedo, piel blanca y suave, ojos color café claro o miel, delgada y no muy alta. Sólo que ella se había salido de bañar, por lo que traía una bata alrededor del pecho que le llegaba a los muslos. Los chicos la veían, y ella al percatarse de su presencia, corrió hacia arriba.

-¿Y esa chica?-Preguntaba Brian sonrojado mirando fijamente su plato sin dejar de comer.

Roger estaba mirando fijamente las escaleras.

-"Jamás, había visto a una chica tan bonita"-pensaba Roger muy sonrojado.

Mientras seguían comiendo, volvió a bajar la misma chica, pero con una playera rosa de manga larga, y un pantalón rojo.

-Oh, lo siento mucho, no sabía que había visitas-Se disculpaba la chica mientras Roger no podía apartar la vista de ella.-Mucho gusto, Soy Fernanda-Decía ella extendiéndole la mano a los chicos.

-Soy Brian, mucho gusto-Se presentaba Brian dándole la mano con una sonrisa. Roger no supo el porqué, pero la cortesía de Brian hacia alguien, por primera vez lo hacían sentirse enojado.

-Soy Freddie, mucho gusto- Se presentaba Freddie limpiándose algo de caldo de la boca, sonriendo también.

-Y yo, este... Soy Roger-Se presentaba Roger tímidamente, limpiándose la mano en su pantalón para después dársela a la chica. Roger no podía dejar de ver sus hermosos ojos, y su cara blanca, como la de él, y su cabello negro mojado.

CONTINUARÁ.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

I'M tire, jejejeje, ya son la 1:18 aquí en mi ciudad, tengo que ir a dormir, mañana será un día agotador, espero que no les haya aburrido el capítulo.

PD: Este capítulo fue saliendo de mi mente, o sea, está hecho de ideas que surgían así como así jajajajajajajajaja Smile Ojalá les haya gustado.

Besos a todas
avatar
Fergie Taylor May
spread your wings
spread your wings

Cantidad de envíos : 38
Edad : 21
Localización : Mi mundo de fantasías rockers donde me fastidian mis fans imaginarios ¬¬
Fecha de inscripción : 25/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Campos de oro

Mensaje  AnndRea Taylor el Dom Jun 03, 2012 3:57 am

Lo Adoro!! Me gustó Mucho, pero de ahora en adelante llamenme Fernanda. Jajaja oknoxD espero que lo sigas proximamente:D
avatar
AnndRea Taylor
spread your wings
spread your wings

Cantidad de envíos : 37
Edad : 19
Localización : Londres, Inglaterra *w*
Fecha de inscripción : 29/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Campos de oro

Mensaje  Fergie Taylor May el Dom Jun 03, 2012 4:27 pm

Pero si por supuesto que sí, mi querida Fernanda, n.n jejejejejeje sorry es que amo ese nombre u.u que bueno que te gustó, a mí también me gustan los tuyos :3
avatar
Fergie Taylor May
spread your wings
spread your wings

Cantidad de envíos : 38
Edad : 21
Localización : Mi mundo de fantasías rockers donde me fastidian mis fans imaginarios ¬¬
Fecha de inscripción : 25/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Campos de oro

Mensaje  Fati Mercury el Miér Jul 11, 2012 2:36 am

Me encantan tus fanfics !!! :3 ansio la continuacion
avatar
Fati Mercury
spread your wings
spread your wings

Cantidad de envíos : 42
Edad : 23
Fecha de inscripción : 08/09/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Campos de oro

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.